Un buen corazón

No soy muy guapa, porque Dios se preocupó más de hacerme un buen corazón, con buenos sentimientos y emociones reales que una cara bonita y superficial.

 

fotos tiernas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *